Especialistas en
Aparato Digestivo

Manometría anal

home / Pruebas Médicas / Manometría anal

El recto es la parte final del tubo digestivo encargado de almacenar y eliminar las heces. El ano es un canal de 3-4 cm con dos anillos musculares (esfinter interno, que siempre está contraído de una forma involuntaria y el esfínter externo que se contrae voluntariamente para evitar que se escapen las heces cuando no queremos defecar relajándose para permitir la salida de las mismas cuando consideramos que es el momento de evacuar. En estos mecanismos de la defecación y la continencia de las heces participan los músculos del suelo pélvico, el sistema nervioso tanto a nivel consciente como inconsciente, el recto y el ano.

La manometría anorrectal es una prueba que mediante la colocación de una sonda con un balón desinflado en el extremo que se introduce a través del ano y se coloca en el recto. Permite el estudio del funcionamiento el ano y del recto, para ello mide las presiones de los esfínteres anales, la sensibilidad rectal y los reflejos neuronales que se necesitan para una evacuación normal y para mantener la continencia de las heces. Se trata de una simulación del funcionamiento del ano y del recto, que se registra mediante un programa informático. Para ello se le indicarán diferentes maniobras para intentar reproducir qué sucede cuando usted quiere defecar o por lo contrario quiere evitar la defecación (continencia).

El examen dura aproximadamente 30 minutos. Previamente se precisa que se haya administrado un pequeño enema de limpieza para eliminar las heces de la ampolla rectal. Deberá suspender la medicación que pueda modificar los resultados. No precisa estar en ayunas.

Es importante que aporte el informe de la rectoscopia o colonoscopia que previamente se ha realizado


UTILIDAD DE LA MANOMETRÍA ANORRECTAL

Proporciona información útil para el médico en el tratamiento de pacientes con incontinencia fecal o estreñimiento severo, en el estudio del dolor anorrectal severo sin que se haya encontrado la causa en la rectoscopia, así como antes de realizar cirugía anal de fisura anal, hemorroides y fistula. También antes de algunos casos de cirugía de colon.

En algunos casos de incontinencia y de estreñimiento crónico la manería anorrectal nos permite predecir si usted puede beneficiarse de un programa de biofeed back que consiste en ejercicios controlados por una rehabilitadora experta para mejorar su problema.


¿EN QUÉ CONSISTE LA MANOMETRÍA ANORRECTAL?

La prueba se realizará acostado de lado izquierdo y se le insertará una pequeña sonda flexible con un globo desinflado que previamente se ha lubricado con un gel. La sonda está conectado a un ordenador que mide las presiones, la sensibilidad y los reflejos del ano y el recto.

Durante la prueba, el pequeño globo conectado a la sonda va ser ser inflado en el recto para estudiar la sensibilidad rectal, ya que el aire dentro del balón simulará la llegada de heces al recto y cómo usted lo percibe. Se le indicará que apriete los músculos del ano como si tratara de evitar la defecación y así estudiar la fuerza máxima del esfínter externo para aguantar las heces. También se le indicará que empuje como si fuese a defecar.

En la prueba de expulsión del globo el globo que está colocado en el recto se infla con agua para después usted trate de defecar (expulsión) el pequeño globo del recto. Se registra la cantidad de tiempo que se tarda en expulsar el globo. La expulsión del globo prolongado sugiere una disfunción en el área de anorrectal.


RIESGOS DE LA MANOMETRÍA ANORRECTAL

Esta prueba no produce normalmente ningún tipo de molestias, es una prueba segura y de bajo riesgo, siendo muy poco probable que cause dolor. Las complicaciones son muy raras, excepcionalmente se ha comunicado perforación rectal, ocasionalmente puede haber sangrado anal o rectal.

Después del examen, usted puede incorporarse a sus actividades normales.

Consulte cualquier duda que tenga llamando por teléfono de antemano o en el momento de la realización de la prueba.